Los 3 grandes beneficios del fútbol para los niños - BookandBall

Los 3 grandes beneficios del fútbol para los niños

Los 3 grandes beneficios del fútbol para los niños

El fútbol es el deporte más popular del mundo. En muchas lugares, como Europa o Sudamérica, el fútbol es mucho más que un juego, es un estilo de vida. Cada vez son más los niños que se apuntan a escuelas de fútbol con el objetivo y el sueño de convertirse en un astro del llamado ‘deporte rey’. La afición es cada día más grande y las niñas también están conquistando espacios en esta disciplina.

Chicos de todas las edades disfrutan del deporte rey.

A pesar de ser una práctica muy sana y altamente recomendable para los niños, muchos padres temen dejar a que su hijo juegue en la calle, por temas de seguridad, o porque pueden lastimarse jugando con otros niños en el campo del barrio. Una buena alternativa es matricularlos en una escuela de fútbol ya que ahí bien acompañados por profesionales, pueden sacar todo el provecho del deporte Rey.

¿Desde qué edad se puede empezar?

A partir de los cincos años, los peques ya pueden empezar a dar sus primeras patadas al balón y suelen presentar una adaptación muy rápida. Conforme el tiempo pasa, van mejorando su habilidad, aliento y coordinación. Es natural que el talento de los atletas comience a ser percibido después de la matrícula en una institución que les cobra regularidad, compromiso y dedicación. Todo, eso claro,  sin olvidar la diversión y las bromas con los compañeros.

¿Todavía no lo tienes claro? Te listamos algunos 3 grandes beneficios del fútbol en la infancia. 

Mejoras a nível físico

No son pocas las ventajas en términos de salud del organismo que el fútbol proporciona. Jugando al fútbol, ​​el niño aumenta la potencia muscular de las piernas; Aumenta la densidad ósea femoral; Incrementa el nivel de testosterona, que hace que se forme más tejido muscular; Oxigena la sangre; Reduce el riesgo de depresión y mejora la función cardiovascular.

Vía estupenda de sociabilización

El fútbol también es un importante medio de canalizar la energía del niño, disminuyendo la probabilidad de que ella desarrolle comportamientos violentos. Además de fomentar la actividad física para el resto de la vida, la práctica del deporte para chicos y chicas se constituye de buen medio para desarrollar en los pequeños una serie de aptitudes sociales. Muchas veces, los niños tímidos consiguen comunicarse mejor en grupos más cercanos, que pueden ser formados a partir de la escuela de fútbol.

Trabajo en equipo y vida saludable

El fútbol mejora la coordinación motora del niño, y no sólo eso. El joven aprende a tener una visión periférica y planear cada jugada rápidamente, estimulando diversas partes del cerebro. También es posible desarrollar la capacidad de liderazgo ante los demás jugadores de su equipo, que deben actuar en conjunto para la obtención de un resultado: la victoria.

Según la misma revista digital Guía Infantil, el fútbol socializa a los niños, les inculca el trabajo en equipo, el valor del compañerismo y la generosidad. Además de ser una herramienta estupenda para alejar a esos futuros jóvenes de las drogas, la violencia y el alcohol.

Si tienes un hijo y quieres que se inicie en el mundo del fútbol, o deseas que se profesionalice más, mándanos un mensaje y ¡Te aconsejamos cómo hacerlo!